Cómo fotografiar coches en marcha

Fotografiar elementos en marcha es complicado, pero en el caso de coches a gran velocidad… ¡es casi imposible! O no. Porque hoy te vamos a enseñar cómo fotografiar coches en marcha, y con buena calidad, claro. Pon tu cámara en modo manual y prepárate para modificar algunos parámetros que te harán dominar la técnica de retener la velocidad.

Aviso: no se trata de establecer unos números y de esa manera conseguir captar los coches en marcha siempre. Cada cámara y situación (la luz, por ejemplo) necesitan diferentes ajustes para conseguir los mejores resultados. La fotografía no es una técnica exacta, sino que son muchos los factores que inciden en la consecución de una buena fotografía.

Velocidad de obturación
A la hora de establecer la velocidad de obturación de nuestra cámara, esta ha de ser lo más alta posible. Lo ideal es empezar con 1/500 para ir subiendo hasta 1/1000, 1/2000 etc., y consigamos el punto exacto que nos permitirá fotografiar coches en marcha. Como dijimos anteriormente, los ajustes cambian según la cámara y los factores externos, pero el primer valor concreto pasa por empezar por una velocidad de obturación lo más elevada posible.

Apertura del diafragma
Al aumentar los valores de la velocidad de obturación, la oscuridad se hará presente en nuestra foto, por lo que es preciso abrir el diafragma hasta conseguir el punto exacto para fotografiar coches en marcha. Un f/3.5 nos permitirá contar con la suficiente luz, pero en función del resultado que busquemos tendremos que bajar este valor.

Sin embargo, la apertura del diafragma provoca problemas en la profundidad de campo, pues es posible que el fondo se desenfoque mientras que el coche en este caso quedaría demasiado enfocado. ¿Quieres este resultado? Puede que sí, pero si no es el caso tendrás que tener cuidado con la apertura desmesurada del diafragma y su intervención en la profundidad de campo.

El ISO
Encontrar el valor exacto de los dos puntos anteriores nos permite fotografiar coches en marcha, pero si el resultado aún no nos satisface… tendremos que recurrir al ajuste del ISO. El ISO le aportará más luminosidad a la imagen, pero si nos sobrepasamos le estaremos añadiendo más ruido. ¿Cuál es la solución? Jugar con los valores hasta encontrar el punto exacto.

Disparar en ráfaga
Puesto que en la fotografía, a pesar de los parámetros que te podamos indicar, al final todo se reduce a probar y probar, una opción para fotografiar coches en marcha es dispara en ráfaga (casi todas las cámaras réflex tienen esta opción). Este truco nos permitirá captar ese momento exacto que buscamos, pues seguro que alguna foto saldrá bien, ¿no?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *